Soporte personalizado

 

Su consultor de la llamada, para problemas ocasionales

 

Como director de una pequeña organización y/o de tamaño medio, a veces se presenta un problema personal cuya resolución cuesta mucho tiempo.

Los ejemplos pueden ser:

  • una situación de ‘bullying’ en un departamento
  • un empleado que no funciona muy bien
  • la reorganización o la reducción del tamaño de la organización
  • la necesidad de un plan social
  • la comunicación y la cooperación no dan el resultado deseado.

Ayuda externa en la que puede apoyarse para encontrar una solución rápida y deseable. Como consultor de RRHH podría asistirle profesionalmente. Conseguiría, de esta manera, centrar toda su energía a la empresa.