Experto integridad en Consejos de Vigilancia

Buen gobierno

Experto Integridad en Consejos de Vigilancia

 Fraude hace buen negocio roto. Royal Imtech desde Gouda, Holanda, es una empresa internacional para los servicios técnicos con un volumen de negocios en 2014 e 3,9 miles de millones de euros. Mundial 22.000 empleados, de quién 7200 en Holanda, trabajan para Imtech. La empresa que existe en 2010 150 años, era hasta 2014 un ejemplo de negocios en la bolsa de valores.

En 2014 la alta gestión (top management) haberse perder la visión general en el financiamiento de miles de proyectos. En Polonia, Alemania y Suiza hay fraude enorme: falsificación de los papeles, el soborno de funcionarios y/o las estafas con facturas falsas. El CFO y CEO no tienen vista a los flujos de caja y distorsionan los hechos de una gran inversión. La bolsa castiga los escandales financieros con un caído de los precios de acciones hasta 0,28 céntimos. (fue entonces 15,00 euros).

En 2015 ha terminado. El juez holandesa declare Imtech bancarrota. El curador busca los compradores para las entidades de la empresa y tiene éxito para mantener 10.000 puestos de trabajo.

Para los empleados la desaparición es una drama. Como dijo una: ‘Muy triste que un gran empresa como Imtech, donde yo tengo un trabajo divertido y significativo, en tan poco tiempo corto pierda’.

 La integridad es la certeza antelación

¿Previene una política de integridad firme y/o la responsabilidad social corporativa estas excrecencias?

Probablemente si, cuando de antemano los riesgos de la fraude y el engaño había trazado de verdad. Entonces/ahora compro la empresa en breve tantas empresas extranjeras sin dar atención suficiente a la cultura y los prácticos diarios. En Polonia había un importante conflicto de interés. En Suiza la empresa completó los funcionarios mimados. En Alemania había falsificación de las facturas. Ahora, cuando los hechos son claros, nada de lo ir al juez y la investigación forense. Sin embargo, demasiado tarde y demasiado lento; sin alguna perspectiva financiera.

La impetuosidad y el descuido del entonces Consejo Executivo y el Consejo de Vigilancia resultó como de los cultivadores rápidos como el supermercado Ahold y el banco ABN-AMRO en el incertidumbre y el paro para muchos empleados profesionales. También hay los gastos sociales extras por el retraso de los proyectos en curso y daño para el imagen del sector. La factura de los pagos de paro son para los contribuyentes.

La integridad significa cuidado y dar cuenta a todos los interesados, también al medio plaza. No significa hacer las cosas rápidas, pero gestionar los riesgos. Esta competencia debería decisivo en el Consejo de Vigilancia y necesita una voz critica en el Consejo Ejecutivo. En otras palabras: en todos Consejos un experto de la integridad.

Henk Bruning